Ocúpate de ti

¡Todo está diseñado para que mi atención esté afuera olvidándome de mi!
Cuando niños éramos egocéntrico: “Yo, mí, me”
Y nos dijeron q teníamos q anteponer a todos los demás a nosotros.
“Ama a tu prójimo”

Hemos exagerado poniendo nuestra atención afuera por miedo al ridículo, al qué dirán, a que me cachen, a que me equivoque etc.

Olvidando que  toda percepción es una proyección, esto quiere decir que, lo que yo veo afuera es mío. Es mi estado mental reflejado.

Si creo que me critican es, porque yo crítico, si creo que me están viendo, es porque yo veo a los demás y así sucesivamente.
Tomarme en cuenta y acordarme de mí, no es un acto egoísta, es un responsable, ¡sólo yo sé qué es bueno para mí!

Muchas veces cubrimos expectativas que no son nuestras, olvidándonos de qué es lo que sí quiero.

Tips:

  •   Haz varios altos al día y pregúntate, ¿cómo estás, qué necesitas?
  •   Tómate unos instantes para estar en paz, respirar y relajarte.
  •   Acuérdate de ti.