Querida Martha:

Para mi, tomar Conciencia de Salud contigo fue un despertar a una nueva vida, porque por fin pude responderme y entender ¿el  porqué me enfermé por 14 años de colitis inespecífica crónica ulcerosa?, ¿ porqué me dio una trombosis ? y ¿ porqué estuve al borde de la muerte en tantas ocasiones ? preguntas que ningún doctor pudo responderme, lo único que me decían es que tendría que tomar medicamentos para siempre y en un futuro sería candidata a tener cáncer de colón, ante estas noticias yo sabia que todo lo que ellos me decían no era para mi, y a raíz de esto yo le pedí al creador que por favor me ayudara y fue entonces cuando mi amiga Ana Lilia me llamo y me dijo que había un curso llamado Conciencia de Salud que lo daba Martha Sánchez Navarro, no sé como explicarte la sensación que sentí pero mi impulso fue de inscribirme inmediatamente, desde el primer día fue un encuentro maravilloso, recuerdo que fui a la primera que le preguntaste ¿que a qué venia al curso? Te respondí a encontrar respuestas de ¿porqué me enfermé? Después comenzaste con la introducción del aquí y ahora la clave del curso, cada clase fue una gran lección en donde me respondí el porqué  pasó todo lo que ya paso y al hacer todas las tareas que dejaste pude aplicar todo lo que nos decías, pude dejarme de atormentar, pude dejar de vivir en el pasado, entendí que esa historia sólo estaba en mi mente, me di cuenta que mi vida es maravillosa viviéndola en el aquí y en el ahora, que depende de mi que tan bien la quiero vivir y con quienes, también aprendí de mi pasado sin dolor, tomando solo  lo mejor, cambie mis creencias, me liberé de mis miedos, perdoné y me perdoné,  renové mi sexualidad con sensualidad, perdí y gane amigos, se que a nadie le pertenezco y nadie me pertenece, evolucioné, recobré mi paz interna, soy más libre de ser como soy sin agobiarme por el que dirán porque mi autoestima subió al 1000.

En el taller de Meditación y Silencio deje todo eso que traía cargando por 34 años, trabaje el poder de la mente y pude traer a mi vida eso que pensé, recordé que nunca estuve sola y gracias Amiga por el gran regalo que me diste de volver a nacer en brazos de mi Mamá.

En el taller de Conciencia de Salud, abracé a mi niña, le recordé que la amo, que siempre la voy a cuidar y que nunca se va a volver a enfermar, porque en esta regrabación los miedos siempre se enfrentan no se almacenan.

En el taller de Conciencia de Salud 2, me di cuenta a través del collage de lo que realmente quiero ahora en mi vida y gracias a eso decidí seguir con esta evolución y es por eso que he tomado ya casi todos los cursos que se dan en Xedén; gracias a los cursos y a la oportunidad que me has dado de poder colaborar como voluntaria en Xedén, me transformó el servicio y me quedó perfectamente clara cual es  mi vocación.

Gracias a que tomé todos tus cursos y talleres, hoy camino de otra manera, sonrío a los desconocidos, la alegría es mi compañera diaria, con esta nueva actitud la gente se acerca a mi, en pocas palabras  ha sido un cambio radical que me ha traído muchos regalos maravillosos a mi vida, los más especiales son el estar perfecta de salud y no tomar ningún medicamento, el poder quitarme los lentes de contacto azules que use por más de 12 años, el quitarme el miedo a ser Mamá, el tener una relación de matrimonio sana basada en amor y respeto con mi esposo, me dí cuenta que escogí a los Padres perfectos para aprender y el más importante es que gracias a ti, a través de Conciencia de Salud mi vida es un gran milagro, todos los días le doy gracias a el Creador por haberme mandado a un ángel llamado Martha, que con tal maestría vino a cambiar mi vida no solo como una gran Maestra, sino como una gran Amiga que al conocer tus virtudes has ennoblecido aun más mi vida.

Te escribo esto porque a través de tu conocimiento,  pasión, carisma, luz y tu manera tan especial de transmitir, haces que todos los que tomemos tus cursos cambiemos para siempre,  nunca dejaré de maravillarme por esta gran labor que haces, que el Creador te bendiga siempre y que cada vez haya más  gente en esta nueva conciencia de salud.

Selene A. Arroyo Álvarez