Trabajo de Espejo, cambia tu vida

Estos días te invito a mirarte amorosamente al espejo. Vamos a hacer un compromiso de autoestima, trabajando el auto amor, para conectar con nosotros mismos. Estate list@ y recuerda que para adquirir un hábito se necesitan de 21 días ininterrumpidos.
Consigue una libreta linda en donde puedas hacer tus anotaciones.

 

¿Por que un compromiso de 21 días?,

Para que un hábito se arraigue en ti debes realizarlo durante 21 días continuos para lograr una transformación en tu manera de pensar. Pero no se trata solo de repetir afirmaciones o realizar ejercicios, lo ideal es acompañarlo de una consciencia presente de lo que estas haciendo y lo que deseas cambiar. Al utilizar las afirmaciones con un proceso consciente e intensamente, estamos influenciando nuestra mente. Y así podremos ir transformando hábitos, comportamiento, actitudes y reacciones, lo que llevará a sembrar una intención para comenzar con un proyecto en tu vida.

Me veo a mí mism@ con los ojos del amor y estoy a salvo.

El espejo te ayudará a reconocer amorosamente, con lo que fluyes y a lo que estas abiert@, te muestra claramente qué pensamientos puedes transformar para sentirte plen@ y con mucho amor. Vamos a entrenar a la mente plantando semillas que se convertirán en nuevos hábitos mentales, que serán más saludables y nos ayudarán a vivir con mucho amor y alegría.

Día 01

Ámate a ti mismo.

Un cambio en tu forma de pensar puede generar muchas transformaciones positivas en tu vida. Empieza por la mañana el ejercicio frente al espejo del baño o del vestidor y repítelo a lo largo del día, siempre que pases por un espejo o te veas reflejad@ en alguna parte. Dedica unos minutos a ésta actividad, te recomiendo que anotes todos pensamientos o sentimientos en tu libreta linda para que vayas viendo tu progreso.
Ejercicio: Colócate frente al espejo y mírate con mucho amor. Respira profundamente y afirma: “Me amo y me apruebo tal cual soy aquí y ahora». Utiliza tu nombre cuando lo hagas. Haz tus anotaciones, ¿cómo te sientes, estás enojad@, te dio pena?, por la tarde que vuelvas a realizar el ejercicio anota nuevamente tu sentir ¿reconoces alguna variación?, por la noche antes de acostarte reflexiona y escribe lo aprendido en este día. Si lo creo, lo CREO.

Día 02

Te amo. Te amo de todo corazón.

Una forma para reprogramarte es a través del espejo, ya que puedes volver a conectar contigo mism@. A muchas personas no les enseñaron a amarse, a echarse porras, a decirse cosas lindas.
Ejercicio: Colócate frente al espejo de tu baño o vestidor y mírate amorosamente. [NOMBRE], te amo. Te amo de todo corazón. Inhala, exhala. Repítelo de dos a tres veces: Te amo de todo corazón [NOMBRE]. Recuerda que ésta frase la debes de reproducir constantemente, cada vez que pases delante de un espejo o en donde te veas reflejad@.
Recuerda ser amoros@ contigo, no te critiques, mírate al espejo sin juzgarte. La vida es muy simple. Damos lo que recibimos, anota tus pensamientos y emociones en tu hermosa libreta, responde: Cuando eras niñ@ ¿cuáles eran tus creencias sobre el merecimiento?, ¿Qué es lo que quieres y no estás consiguiendo?, observa tus emociones y escríbelas.

Día 03

Me libero de todos los mensajes negativos del pasado. Vivo en el presente.

Hoy trabajaremos en tu diálogo interno, como mejorar esos mensajes que te envías. La forma ideal de amarte a ti mismo es liberarte de los pensamientos negativos del pasado para que puedas conectar amorosamente en el presente. Pero antes quisiera saber ¿Cómo vas? ¿Cómo te sientes? Mientras más practiques, más fácil será repetir las afirmaciones. ¡Vas bien, te felicito!. Empecemos el ejercicio de este día:
¿Recuerdas cuáles fueron los primeros mensajes que recibiste?. Esos primeros mensajes estimulan tu diálogo interno. La forma en como te expresas internamente es muy importante, porque se convierte en la base de lo que luego expresas en palabras.
Colócate frente al espejo del baño/vestidor, mírate amorosamente y repite la afirmación: “Todo lo que me digo a mí mism@, me lo digo con amor”, “Merezco que me amen”.
Tómate tu tiempo para trabajar las frases. Recuerda que una de éstas frases la debes de reproducir constantemente, cada vez que pases delante de un espejo o en donde te veas reflejad@.

Día 04

Permito que mi ser vibre con luz.

Imagina que en tu corazón encuentras un punto de luz brillante de colores hermosos. Visualiza y siente como esa luz llena tú corazón. Estás iluminad@ con esa luz que te limpia y te hace sentir tranquil@, en paz y con mucho amor.
Ejercicio: Colócate frente al espejo de tu baño/vestidor y mirate con mucho amor, inhala y exhala, cuando exhales saca todo la tensión que sientas en tu cuerpo. Ahora mírate y repite: Estoy dispuest@ a dejar ir. Suelto. Libero todos los pensamientos y emociones negativas, me quedo en paz. Estoy en paz conmigo mism@, con el proceso de la vida. Estoy a salvo. Cada vez que venga un pensamiento negativo saca tu espejo de bolsillo y repite las afirmaciones positivas. Mientras más la repitas se convertirá en tu rutina diaria. Finge hasta creerlo.

Día 05

Merezco ser amad@.

Te gustaría aprender a amarte a través del respeto, de la gratitud, de la bondad, ¡manos a la obra! para esto hay que tener mucha paciencia, voluntad, tiempo, dedicación y trabajar en construir tu autoestima y auto amor. Cuando despertaste y te miraste al espejo, ¿te dijiste cuánto te amas? ¿Ya lo estás empezando a creer? Seguramente hoy sonríes más y te sientes mejor contigo mism@.
Ejercicio: Colócate frente al espejo del baño/vestidor y mírate con mucho amor, repite: Me amo y me apruebo. Una y otra vez, de ser posible unas 100 veces en el día. Sí, lo leíste bien, 100 veces. Cuando lo pones en práctica es más fácil. Recuerda, cada vez que pases por delante de un espejo o te veas reflejado repite ésta afirmación.

Día 06

El amor que siento por mi ser es el mejor regalo que puedo darme.

Hoy vamos a trabajar con el hábito equivocado que tenías de criticarte y juzgarte. El trabajo de espejo te apoyará a estar conectado con tu presente para poder liberar pensamientos y emociones negativas. Cuando logras cancelar esas creencias, te darás cuenta que todo se libera, fluye de una manera más armoniosa y con mucho amor a tu alrededor.
El ejercicio de espejo del día de hoy consiste en:
*Enumera 5 cosas por las que te criticabas y anótalas en tu libreta.
*Revisa la lista y pon una fecha aproximada por la que empezaste a criticarte.
*¿Te sorprende ver desde hace cuánto te has criticado?
*Cambia a positiva cada una de las 5 cosas por las que te criticabas.
*Recuerda esa lista cuando te des cuenta que te estás criticando. Léelas con mucho amor en voz alta frente al espejo.
Una vez finalizada ésta actividad:
Mírate con amor, con ternura frente al espejo, habla con tu niño interno , tu niño interno quiere amor, aceptación y halagos, ahora repite éstas afirmaciones: Te amo. Te amo y sé que estás haciendo lo mejor que puedes. Eres perfect@ tal como eres. Te apruebo. Recuerda repetir éstas afirmaciones cada vez que pases por delante de un espejo o te veas reflejado. Si lo creo, LO CREO.

Día 07

Todas mis experiencias son correctas para mí.

Hoy revisaremos cuánto has conseguido y qué tanto te has liberado de las viejas creencias y descubrir nuevas posibilidades de amarte para ser feliz. Llegaste a los primeros 7 días de este amoroso trabajo ¡felicidades! y te darás cuenta cómo el espejo se ha convertido en tu amigo, en cómo te ayuda a estar más consciente de lo que dices y haces, y cómo te apoya a que escuches tu diálogo interno practicando afirmaciones positivas.
El ejercicio del día de hoy consiste en:
Colócate frente al espejo de tu baño/vestidor y mírate con ojos de amor. Repite éstas afirmaciones añadiendo tu nombre: Te amo, [NOMBRE]. Te amo de todo corazón. Te amo [NOMBRE]. Te amo de todo corazón. Estoy muy orgullos@ de ti por hacer el trabajo de espejo. Soy perfect@ tal y como soy ahora. Hecho está.

Día 08

A mi niñ@ interno yo lo cuido amorosamente.

Hoy es un día muy importante en el trabajo de espejo. Busca una foto tuya alrededor de 4-5 años y ponla en el espejo de tu baño/vestidor.
Mira la foto con mucho amor, recuerdas cuando tenías esa edad, ¿cómo ves a ese niñ@?
Habla con tu niñ@ interno en el espejo, míral@ con mucha ternura y amor, sólo tiene 4-5 años. Si de pequeñ@ te llamaban con algún diminutivo o apodo que te gustara, úsalo para hablar con el/ella. Siéntate frente al espejo para que estes más cómod@ y empieza a hablarle. Abre tu corazón y comparte tus sentimientos.
Cuando termines, abrázate con mucho amor y ternura, haz hecho un gran trabajo.
¿Cómo puedes conectar con tu niñ@ interno? El primer paso que puedes hacer es, a través del trabajo de espejo. Pregúntale ¿qué puedes hacer para que se sienta a salvo y amad@? Platica con tu niñ@ interno y dile que siempre vas a estar con el/ella y siempre l@ vas a amar.
Ejercicio:
Repite las siguientes afirmaciones: Te amo, cariño mío. Estoy aquí para lo que me necesites. Estás a salvo.

Día 09

Mi niñ@ interno y yo somos los mejores amigos.

¿Cómo vas el día de hoy? ¿Cómo estás tú y tu niño interno? Trabajar con el/la niñ@ interno es extraordinariamente útil y te puede ayudar a cerrar ciclos del pasado. Lo que tus padres te compartieron en el pasado fue producto de su aprendizaje de vida. Muchas personas tienen un niñ@ interno que se siente solo pero hoy trabajaremos en hacerle saber que siempre cuenta contigo y que estás ahí para cuidarl@ y acompañarl@.
Ejercicio:
Necesitaras lápices para colorear y una hoja de papel. Haz un dibujo de ti mismo cuando eras pequeñ@ y ponlo en el espejo del baño/vestidor y empieza a entrar en contacto con tu niñ@ interno, dile: Me importas. Te amo de todo corazón. Siento no haberte tomado en cuenta durante tanto tiempo pero quiero que de ahora en adelante siempre estemos en contacto, junt@s y felices. Haz las anotaciones en tu libreta y ¡diviértete! puedes salir a brincar sobre hojas secas, ir al parque y subirte a los columpios, aventarte de la resbaladilla. Esto te traerá gratos recuerdos de lo que te gustaba hacer y podrás empezar a divertirte mucho más.

Día 10

Escucho los mensajes de mi cuerpo.

Hoy podrías elegir ser más flexible, trabajar en modificar las creencias para mejorar la calidad de vida.
Tu cuerpo te ama sin importarle nada más, se comunica contigo y lo escuchas. Le das a tu cuerpo lo que necesita para devolverle la salud óptima.
Ejercicio:
El cuerpo es un reflejo de nuestros pensamientos y creencias internas. Siempre está hablando. Cuando sientas algún malestar dedica un tiempo a tranquilizarte, a escucharlo. Puedes pedir asistencia Divina que te ayude a ver qué es lo que puede cambiar para liberar ese dolor. Mírate amorosamente al espejo y pregúntate, de dónde viene ese malestar, qué es lo que intenta decirte. Visualiza tu entorno natural perfecto con tus flores favoritas creciendo a tu alrededor. Concéntrate en relajar todos los músculos de tu cuerpo. Escribe en tu libreta ¿cómo te sientes?. Afirma: Amo cada célula de mi cuerpo. Elijo cosas sanas. Me respeto a mí mismo.

Día 11

Suelto el pasado y vivo este momento con amor y alegría.

¿Cómo te sientes hablándote todos los días con tanto amor? Mírate tiernamente al espejo y felicítate. Has trabajado muy bien en tus emociones, en sentirte bien, ahora es más fácil reproducir mentalmente afirmaciones positivas.
Hoy me gustaría trabajar contigo el perdón hacia ti y hacia algún acontecimiento en específico. El trabajo de espejo te ayudará a sacar los sentimientos negativos y liberar ese espacio para que sea ocupado por el amor y el perdón.
Medita de ser posible e interioriza sabiendo que podrás encontrar la respuesta a ese pensamiento o emoción negativa.
Ejercicio:
Siéntate frente al espejo y mírate con muchísimo amor, trata de visualizar un episodio en el que te hayas enojado/regañado, empieza a hablarte y di por qué estás tan enojad@. Recuerda que la vida es muy sencilla y que las experiencias se crean a través de los patrones de pensamiento y emociones recurrentes. Si lo creo, LO CREO.

Día 12

La vida te ama y yo también.

Mándale un beso a esa persona maravillosa que estás viendo en el espejo. Dale gracias al espejo por ayudarte a soltar el pasado y a reflejar pensamientos más positivos y con mucho amor hacia ti.
Hoy vamos a trabajar la falta de confianza que podrías tener. El miedo es la falta de confianza en el Poder superior, en ti, a medida que sueltes ese miedo podrás confiar que la vida cuida de ti.
Afirma: Todo está bien. Todo sucede para mi máximo bien.
Ejercicio:
Colócate frente al espejo y mírate con mucho amor y ternura, pregúntate ¿cuál es tu mayor temor en estos momentos?, escríbelo en un post-it y pégalo en el espejo. Agradece que la intención de ese miedo es protegerte. Pregúntate qué es lo peor que te pudiera pasar y luego otra vez pregunta lo mismo y verás que la última respuesta siempre es NADA. Ahora toma el post it, rómpelo y ve como a desaparecido, tíralo a la basura.
Vuelve al espejo y repite: Me amo y confío. El amor y la vida cuidan de mí. Soy un@ con el Poder que me ha creado. Estoy a salvo. Todo está bien en mi mundo. Inhala y exhala, haz hecho un excelente trabajo.

Día 13

Hoy creo un nuevo día y un futuro maravilloso.

¡Felicidades! ya es el día 13, ¿ya estás empezando a sentir lo sanador qué es el trabajo de espejo?. Hoy trabajaremos en descubrir que la forma en la que te levantas por la mañana, podría determinar tus experiencias del resto del día.
Reflexiona, ¿qué es lo primero que te dices cuándo te miras al espejo por las mañanas?, si tenías la costumbre de empezar la mañana de una manera negativa, te invito a cambiar esos pensamientos por afirmaciones positivas, repite: Hoy es un buen día. Hoy va a ser un gran día.
Ejercicio:
Al despertarte y abrir los ojos, agradece. Repite: el día de hoy es una bendición. Todo está bien.
Dedica un par de minutos para estirarte y dejar que las afirmaciones fluyan, siéntelas en tu corazón y en todo tu cuerpo. Levántate y dirígete al espejo del baño/vestidor y sonríele a esa maravillosa persona que se encuentra reflejada.
Repite las siguientes afirmaciones mirándote al espejo con mucho amor: Buenos días, [NOMBRE]. Te amo de todo corazón. Hoy tenemos grandes experiencias. ¡Qué bien te ves hoy!. Si lo creo, LO CREO.

Día 14

Acepto con agradecimiento todo lo bueno que tengo en estos momentos en mi vida.

Ya llevamos dos semanas trabajando con tu amigo el espejo. Me siento muy orgullosa de ti. Te sigo echando porras para que continúes así, paciente, tolerante y con voluntad. Seguramente te has dado cuenta cómo deshacerte de los pensamientos o emociones negativas, posiblemente también estarás más consciente de lo que te dices y de lo que haces. El amor que sientes por ti, es el mejor regalo que te puedes dar, eliminando fácilmente la autocrítica y el juicio. Cada vez comprendes mucho mejor a tu niñ@ interno, l@ abrazas y le haces saber que l@ quieres y que está a salvo.
Ejercicio:
Utiliza el dibujo que te hiciste en días pasados o si quieres, puedes crear uno que te recuerde alguna actividad que te gustara mucho hacer, visualiza ese día tan divertido que viviste. Puede ser una fiesta de cumpleaños, en la escuela o de visita a algún lugar que fuera de tus favoritos. Pon la foto en el espejo de tu baño/vestidor.
Habla con ese niñ@, dile cuánto te gustaría volver a sentirte así. Platica con el/ella y dile que te ayude a recordar esa emoción y pensamiento con mucho amor.
Repite 10 veces las siguientes afirmaciones: Estoy dispuesto a dejar que el bien fluya a través de mí. Estoy a salvo. Te amo [NOMBRE]. Soy feliz, estoy content@ y me siento muy amad@.
Saca tu libreta y anota como te sientes. Revisa tus anotaciones pasadas y verás como se han ido transformado en oraciones de mucho amor hacia ti.

Día 15

El perdón es la llave de la acción y de la libertad.

Dame tu mano y hagamos junt@s el trabajo de aprender a perdonarnos y a perdonar a los demás. Si tú quieres, tú puedes. El perdón nos abre el corazón a la autoestima. Es muy bueno recordar que cada quien hace lo que puede en cada momento. Muchas personas sólo pueden actuar con el entendimiento, nivel de conciencia y conocimiento que tienen en ese momento. Permítete ser libre, suelta fácilmente, ya pasó. Afirma: Cuando me perdono a mí mismo, me resulta más fácil perdonar a los demás.
Ejercicio:
Siéntate frente al espejo, adopta una posición cómoda, cierra tus ojos, inhala y exhala.
Piensa en todas esas personas que te habían lastimado, abre tus ojos y empieza a hablar con cada una de ellas. Afirma: Estoy dispuest@ a perdonarte.
Respira nuevamente y dile a esa persona: Te perdono, te dejo libre. Vuelve a respirar y repite: Eres libre. Soy libre.
¿Cómo te sientes? anota en tu libreta.
En la medida que repitas este ejercicio puedes ir sumando personas que quieras perdonar. Sigue progresando y sumando amor a tu vida. Si lo creo, LO CREO.

Día 16

Estoy abiert@ al amor.

¿Estás viendo a esa persona maravillosa y cariñosa que te está mirando? Esa persona es la más importante que conoces…¡tú!.
¿Te gustaría sanar una relación?, la primera relación que te recomiendo mejorar es la que tienes contigo. Cuando eres feliz contigo mism@, todas las demás relaciones también mejoran. Una persona que es feliz y que se ama, resulta muy atractiva. Si estás buscando más amor, ámate más cada día. Elimina la crítica, enojo y pensamientos negativos. Siéntete satisfecho contig@ mism@ aquí y ahora, elige pensamientos con mucho amor.
Ejercicio:
Recordemos el ejercicio del día 2. Colócate frente al espejo del baño/vestidor y mírate con mucho amor y repite: Te amo. Te amo de todo corazón. Inhala, Exhala.
Repite la afirmación ahora con tu nombre: Te amo [NOMBRE]. Te amo de todo corazón.
En tu libreta escribe 10 afirmaciones de amor y practícalas frente al espejo.
Ejemplo: Merezco ser amad@. Cuanto más me abro al amor, más segur@ me siento. Hoy recuerdo que la vida me ama. Dejo que el amor me encuentre en el momento perfecto.
Escribe 10 cosas que te gustaría hacer hoy, elige 5 de ellas y si puedes haz algunas el día de hoy y a lo largo de la semana, apapáchate y consiéntete mucho.

Día 17

Estoy libre y en paz.

Relájate y siéntete tranquil@ . ¿Estás en paz?. Eres una persona libre, que vive en un mundo que es reflejo del amor propio y comprensión. Estás a favor de todo lo que puede mejorar tu calidad de vida. Utilizas tus palabras y tus pensamientos como herramientas para poder moldear tu futuro. Te sientes relajad@.
Ejercicio:
Siéntate cómodamente frente al espejo, con tus pies bien plantados en el piso, tu espalda alargada y tus manos en tus rodillas, cierra tus ojos. Inhala y exhala 3 veces. Siente como vas relajando todo el cuerpo.
Abre tus ojos y mírate con mucho amor, repite: Estoy tranquil@.
Cierra los ojos y dedícate unos minutos más a seguir inhalando y exhalando. Repite: Creo en MÍ. Soy una persona capaz. Puedo hacerlo. Creo en mis posibilidades. Desarrollo todos mis talentos. Cada vez tengo más recursos. Abre tus ojos. Si lo creo, LO CREO

Día 18

Todo lo que emprendo es un éxito. Como imán atraigo hacia mí, toda clase de prosperidad.

Cada día es más fácil repetir las afirmaciones frente al espejo. ¡Eres abundante en amor, en prosperidad, en economía, en bienestar!, En el mundo hay abundancia en espera de que la vivas. Si tú quieres, tú puedes conseguir todo lo que deseas y amas.
¿Estás abiert@ a recibirlo?, si deseas algo, el Universo responde rápidamente y te envía lo que has pedido. Pero lo más importante es que creas que se puede y que estés abierto a recibir. Te invito a que te pongas de pie, abras tus brazos de par en par y repitas con mucha emoción: Estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno y a la abundancia del Universo. Proyéctalo en tu pantalla mental, visualiza como alcanzas esa abundancia y agradecelo. Todo lo que das, regresa a ti.
Ejercicio:
Colócate frente al espejo y mírate con mucha ternura y amor al espejo y repite: Estoy abiert@ a todo lo bueno. Siente como fluyen esas palabras desde tu corazón, repite: Estoy abiert@ a todo lo bueno. Repite 10 veces ésta afirmación.
Observa como te sientes, anótalo en tu libreta. ¿Te sientes liberad@?, te recomiendo que hagas este ejercicio hasta que termines el compromiso. Ésta es una forma ideal para reforzar la prosperidad que hay en ti.

Día 19

Doy a la vida con alegría y la vida me lo devuelve multiplicado.

Cuanto más agradecid@ seas, atraerás muchas cosas buenas a tu vida. ¿Has experimentado esa sensación de bienestar, cuando tu vida se llena de mucho amor, alegría, salud y creatividad? Esa emoción es la que podríamos vivir, si trabajamos en el agradecimiento. El Universo es abundante y generoso. Acepta con amor y alegría todos los regalos y cumplidos con este pensamiento: Acepto esto con alegría, placer y gratitud. ¡Siempre estoy recibiendo extraordinarios regalos!. Siéntete agradecid@ desde el momento en que te levantas hasta que te vas a dormir. Agradece las experiencias vividas en el día. Aprende de ellas.
Ejercicio:
Repite ésta afirmación recién despiertes y abras tus ojos: Buenos días, estoy muy agradecid@ por la calidez y comodidad con la que he dormido. He tenido un sueño reparador. Querid@ [NOMBRE], el día de hoy es una bendición. Todo está bien.
Dedica unos minutos más para relajarte en tu cama y genera pensamientos por todo lo que estás agradecid@ y proyectar el día maravilloso que vas a tener. Cuando estés list@ levántate y ve al espejo de tu baño/vestidor. Mírate con mucha dulzura. Enumera las cosas por las que puedes estar agradecid@. Ejemplo: Estoy agradecid@ por mi bella sonrisa, por sentirme perfectamente san@ hoy, por tener un trabajo al que puedo ir hoy, por lo amig@s que tengo hoy.
Hoy, cada vez que pases por delante de un espejo, toma un momento y repite una afirmación por algo por lo que estés agradecid@ en ese momento. Si lo creo, LO CREO.

Día 20

Puedo ser y hacer lo que me proponga. La vida está de mi lado.

Hoy es el día 20, ya casi termina este hermoso compromiso contigo mism@. Te felicito, lo estás haciendo de maravilla. Te aplaudo tu compromiso, dedicación y voluntad para realizarlo. Cada día que haces el “Trabajo de Espejo”, te estás haciendo un hermoso regalo de amor. Me gustaría que trabajaras el día de hoy con algún niñ@ que forme parte de tu vida, pueden ser los hij@s, sobrin@s, hij@s de algún amig@ cercano. Transmítele seguridad, independencia, si ell@s quieren, ell@s pueden marcar la diferencia en el mundo, pero sobre todo, enseñarles a que se amen a sí mismos y que son buenos en todo lo que se propongan realizar. Trabaja en convertirte en un buen ejemplo de frases y pensamientos positivos. Enséñales lo que es libre albedrío, si toman un camino, está bien pero si toman otro también está bien, es su decisión que forma parte del aprendizaje y del hermoso proceso de crecer.
Ejercicio:
Mira el video de una niña de nombre Aliya que se repite afirmaciones frente al espejo junto con su papá antes de ir a la escuela:https://www.youtube.com/watch?v=zNtPVgblzWY
De preferencia hazlo acompañad@ de l@s niñ@s que formen parte de tu vida y mejor aún, de tu niñ@ interno.
Pídele a tu niñ@ interno que se repita sus afirmaciones diarias, así como lo hace Aliya. Pregúntale qué es lo que te hace feliz y pídele que te lo cuente frente al espejo. Repite las siguientes afirmaciones: Te amo. Amo todo de ti. ¡Soy increíble!. Si lo creo, LO CREO.

Día 21

Merezco todo lo bueno que la vida me ofrece. Soy un imán para los milagros.

Hoy es el último día de ésta hermosa aventura de “Trabajo de Espejo”, estos días se han acercado a descubrir uno de los grandes tesoros que hay en la vida: amarse a uno mismo.
A lo largo de estos días has revisado tu diálogo interno, te amas cada día más. Seguramente te has liberado de muchos pensamientos y emociones negativas que tenías. ¡Te felicito!, Recuerda que: Eres perfect@ tal como eres.
Ejercicio:
Ve al espejo del baño/vestidor y admira a la maravillosa persona que se refleja. Levanta tus brazos de par en par y felicitate por haber finalizado este compromiso. Repite éstas afirmaciones: Te amo [NOMBRE]. Te amo de todo corazón, ¡lo lograste! has completado los 21 días de amor. Estoy muy orgullos@ de ti. Si tú quieres, tú puedes hacer todo lo que te propongas.
Tómate un tiempo para expresar agradecimiento y gratitud por todo este hermoso trabajo que has realizado. Repite: Gracias por estar ahí. Gracias por estar abiert@ a aprender cosas nuevas.
Comprométete a seguir practicando y repite: Te veo mañana, [NOMBRE], te mereces lo mejor.